Pasos para invertir

Garantía y seguridad

Ofrecer el mayor nivel de seguridad posible para las inversiones realizadas por nuestros inversionistas ha sido una prioridad. Es por ello que hemos dejado que la administración del dinero esté a cargo de una entidad financiera regulada por la Superintendencia de Bancos, Seguros y AFP´s, entidad que no tiene intereses particulares, que vela por la seguridad de las inversiones, que es la entidad que recibe las inversiones y que al finalizar el proyecto entrega el capital invertido y los rendimientos del mismo.

Control: El dinero de las inversiones nunca está fuera de control de los inversionistas ya que el mismo pasa directamente de la cuenta bancaria que el inversionista a aperturado en el Perú, a la cuenta bancaria administrada por el administrador Fiduciario y una vez concluido el proyecto, sale de esta última a la cuenta bancaria del inversionista. 

Seguridad: El fideicomiso administra un Patrimonio Autónomo (Ley 26702), esto significa que el mismo no es patrimonio de alguno de los participantes, sino que es un ente independiente que tiene a los inversionistas como beneficiarios. 

Al ser un Patrimonio Autónomo, este no puede ser afectado por problemas que tengan cualquiera de sus participantes.

En el poco probable caso que el promotor, el constructor, el banco, uno o varios de los inversionistas tenga algún problema que comprometa sus activos, el fideicomiso no responde por ello. No puede ser tocado.

La figura de fideicomiso inmobiliario como patrimonio autónomo es la que brinda completa protección a las inversiones realizadas.